Windows · Playstation 4

Análisis: Absolver

- by

El dominio de la lucha es una batalla interna. Lo hemos visto cantidad de veces en la filmografía de grandes actores de acción como Bruce Lee o Jackie Chan, y también en relatos cortos e incluso en películas de animación recientes como Kung Fu Panda. El mejor combatiente es el que comprende que los golpes más fuertes o la mejor técnica no son el camino a la victoria; todo nace del equilibrio, la calma y la comunión con uno mismo.

Es en ese componente espiritual donde en Sloclap han decidido apoyarse para dar vida a Absolver, un juego de lucha en el que disponemos de libertad plena para construir a nuestro propio luchador. Aquí se le llama Prospect, y si quiere convertirse en uno de los maestros que ponen nombre a la obra que hoy nos ocupa deberá superar distintas pruebas, combates contra otros púgiles que le darán acceso al examen final. Pero eso solo es el principio porque, en realidad, su lucha nunca termina.

Volviendo a la libertad antes mencionada, es realmente notable la gran cantidad de variantes con las que se nos permite construir nuestra ofensiva. Contamos con distintas escuelas, artes marciales con sus puntos fuertes, sus debilidades y su propio abanico de movimientos, pero eso es solo una pincelada de un lienzo mucho más grande. Porque en Absolver crecemos con cada lucha y cada victoria, aprendiendo de los rivales y sumando sus movimientos a nuestro arsenal si conseguimos que muerdan la lona.

Es ahí donde el componente online toma fuerza, al ser un videojuego que se desarrolla en una sesión pública donde podemos formar equipo junto a otros jugadores o, directamente, retarles para ver quién es el mejor. Cae y aprenderán de ti, vence y estarás más cerca de sumar esa patada a tu abanico de movimientos. La mecánica de cada combate se desenvuelve en un sistema similar a la saga Souls, con un fijado manual de enemigos que nos sirve para centrarnos en mantener las distancias y vigilar tanto la barra de energía como nuestra vitalidad. No es fácil ganar, y por eso es tan gratificante conseguirlo.

La genialidad de Sloclap en su sistema de combate viene rematada por una lista de movimientos que configuramos golpe a golpe, combinando cuatro combos que se encadenan con el resto, dando lugar a una red bien entretejida que nos permite saltar del árbol A al C, o también al B si terminamos con un golpe fuerte. Mediante esa libertad se consigue ser impredecible, dando pie a que cada combate venga salpicado por un componente psicológico que no solemos ver en este género. Pero este cuento no es tan bonito como parece.

Desgraciadamente, todo lo dicho hasta ahora es un reto autoimpuesto. La pequeña campaña de Absolver puede completarse con el estilo que eliges al empezar y prácticamente sin aprender combos, y además viene decorada por un mundo que no logra transmitir el componente narrativo que se intuye al hablar con los NPC que pueblan sus derruidas calles. Está ahí, pero no sabe expresarse. Cada lugar es poco más que un terreno de lucha que espera a que la experiencia emergente de la comunidad escriba su propia historia; ellos ponen el tablero, nosotros las piezas y las reglas.

El resultado es una obra con un excelso respeto por todo el mundo de las artes marciales, tanto por su plasticidad como por su destreza, pero también un videojuego con serios problemas para definir qué tipo de experiencia quiere ser. La campaña sabe a tutorial, el sistema de combate es una buena idea sin un aliciente para explorarla y la experiencia online, la que se intuye como el motor que haría girar el resto de componentes de esta rueda, no tiene un recorrido definido más allá del endgame. Aquí las batallas nunca terminan, pero también es difícil que te apetezca seguir luchando.

Jugado en: PC Windows
Desarrollado por: Sloclap
Nota: 7

7