Windows · Mac

Análisis: Albert & Otto

- by

Son buenos tiempos para los amantes de las plataformas. En los últimos años hemos visto como algunos de los mejores juegos indies se enmarcaban en este género añadiendo siempre, eso sí, elementos que conseguían darle nuevos matices al típico gameplay de saltar y avanzar. Braid y Limbo seguramente sean los mejores exponentes del resurgir del género, dos piezas cumbres que dieron al fenómeno indie y al género plataformas nuevos caminos por los que transitar. Albert & Otto no sólo apuesta por seguir ese camino. Su gran virtud es ser capaz de fusilar a Limbo sin complejo ni rubor y salir indemne de la hazaña.

Albert & OttoAlbert, un niño armado con una pistola de doble cañón y acompañado de su osito de peluche Otto, deberá cruzar un mundo lleno de trampas y enemigos para recuperar algo que le ha sido arrebatado. Para lograrlo deberemos resolver puzles, eliminar enemigos y realizar ese salto preciso en el momento exacto. Albert & Otto es uno de esos juegos que nos enseñan sus mecánicas haciéndonos morir. Moriremos para descubrir cómo alcanzar esa plataforma o como resolver aquel acertijo. Pero todas las muertes nos enseñan y nos educan y al igual que hacia Limbo, y nos dan una visión de ese mundo en la que la muerte y las sombras son absolutamente imprescindibles para avanzar. La muerte no es solo una necesidad de su gameplay, sobre todo acaba configurando su esencia estética.

Una estética que en los últimos años parece que se esté convirtiendo en un género en sí misma: mundo oscuro lleno de sombras con un niño protagonista que muere de mil y una formas. Aquí no reprochamos sus similitudes con Limbo pero sí que no hubiera estado de más intentar llevar esa imaginería un paso más allá, o quizá darle un toque un poco más personal. Quizá es pedir mucho para un juego que ha sido diseñado y producido por una única persona, Nikola Kostic, el cual merece toda nuestra admiración por conseguir un producto tan notable con medios tan limitados. Este buen hombre ha invertido una generosa cantidad de ingenio y trabajo para crear Albert & Otto y si queremos superar la aventura nosotros deberemos hacer lo mismo. Se trata de un juego realmente difícil por momentos, en el que la paciencia y el ensayo error se convierten en imprescindibles y en el que la curva de dificultad a veces nos parecerá insalvable. Eso sí, cuando logremos superar el reto la sensación será incomparable.

Está claro que su objetivo era crear una experiencia similar al clásico de Playdead, y en muchos aspectos lo consigue. Albert & Otto es un juego que entra por los ojos con su cuidada dirección artística, que engancha con sus interesantes puzles y al que solo se le puede reprochar alguna que otra mecánica que sobra (la implementación del disparo es tosca y chirria en casi todas las ocasiones). Quizá la permanente sensación que tenemos de ser la versión Hacendado de Limbo sea la mayor losa que deba soportar. No es tan bueno ni brillante como su referente pero si lo suficientemente similar como para resultar satisfactorio. Y además a un fantástico precio. Como buena marca blanca.

Jugado en: PC Windows
También en: Mac
Desarrollado por: Nikola Kostic
Nota: 7

7