Windows · Mac · Linux · Playstation 4 · Playstation Vita

Análisis: The Binding of Isaac: Rebirth

- by

the-binding-of-isaac-babyMenudo regalo nos ha llegado con el Playstation Plus de Noviembre. Para todos los que no hayamos jugado en su versión de PC, Sony nos ha dado la oportunidad de no perdernos este juegazo de Edmund McMillen (creador del fantástico Super Meat Boy).

No os vamos a engañar, The Binding of Isaac es feo, muy feo. Pertenece a esa clase de juegos muy feo de ver: cacas, monstruos, órganos, moscas y pedos son algunas de las cosas que nos encontraremos por las mazmorras/cuevas del juego. Pero no es bronce todo lo que desluce.

En The Binding of Isaac viviremos las desventuras de Isaac, un niño que, despojado de sus bienes, huye de su loca madre por un sótano secreto que encuentra en su habitación cuando está apunto de ser asesinado. Entonces despierta en un horrible lugar del que tendremos que salir.

¿Que cómo se juega? pues el juego en verdad es un juego de naves, un shot’em up o schmup, pero en vez de naves llevaremos a un niño y en vez de disparar balas dispararemos lágrimas. Aparecemos en una habitación y veremos unas puertas, al atravesar las puertas apareceremos en otra habitación -todo generado procedimentalmente-, en la que encontraremos un o un grupo de enemigos que deberemos eliminar. Al hacerlo se desbloquearan las puertas que tiene esa habitación y podremos seguir a la siguiente. Así hasta que encontremos la habitación del enemigo final -la puerta es diferente, por lo que sabremos lo que nos espera- y al acabar con él pasaremos al siguiente nivel.

Explicado así puede parecer aburrido al jugar un par de partidas, pero no lo es. La clave del juego son los objetos modificadores que encontraremos por el camino. Objetos que nos dan más vida, más suerte, más distancia para nuestras lágrimas o más daño. La cantidad de objetos diferentes es inmensa, y hará que cada partida sea totalmente diferente a la anterior.

the-binding-of-isaac-babies

En definitiva, es un juego del que cuesta no hacer una partida detrás de otra -quizá sí cuando tienes disparo triple de sangre, vuelas y tienes tres acompañantes de ataque y te matan da mucho palo volver a comenzar con el disparo de lágrima única- y que con una fórmula muy sencilla hace que quieras jugar una y otra vez para intentar buscar esos potenciadores que tanta sensación de poder te dan.

¿os hemos dicho que es muy feo?

Jugado en: Playstation Vita / Playstation 4
Disponible en: PC Windows, Mac, Linux, Playstation 4, Playstation Vita
Desarrollador: Edmund McMillen and Florian Himsl
Nota: 9

9