Android · iOS

Análisis: Entiérrame, mi amor

- by

Siria lleva más de seis años en guerra. Desde 2011, hay más de cinco millones de refugiados y en torno a 400.000 muertos. La mitad de las infraestructuras están destruidas; hay familias que jamás volverán a pisar su hogar porque ya no existe. Llevo más de un lustro leyendo, escuchando y viendo información sobre el tema. Sin embargo, apenas recordaba ninguno de estos datos. Y, como yo, quizá tú tampoco manejas dichas cifras. Es información crucial y muy accesible; requiere solamente una búsqueda en Google. Pero se nos olvida. Aceleramos el scroll, cambiamos de emisora o apagamos el televisor.

La República Árabe Siria vive una realidad dramática y, siendo sinceros, el espectador medio prefiere obviarlo. Eso me preocupa como persona, pero especialmente como periodista. La infoxicación constituye una calamidad hilarante. Nunca hemos tenido tanta información ni hemos estado tan preparados para recogerla, procesarla, transmitirla y asumirla. Por eso mismo, no creo que el problema esté en los periodistas o en el público. Al menos si analizo el óbice desde el prisma periodístico.

Crítica: Entiérrame, mi amor

Lo necesario, para mí, es repensar la forma en la que narrar los hechos. Para que un relato funcione, el periodista debe convertir al lector en protagonista de la noticia. Así, la vía más eficaz para contar es transportar al público y conseguir que viva la experiencia que les detallamos. La prensa, la radio, la televisión y las webs no sirven para lograr que el drama de Siria cale. Las nuevas fórmulas pasan por hacer que la sociedad interactúe y sea parte de esa guerra. Es el turno de los videojuegos. Es el turno de Entiérrame, mi amor.

The Pixel Hunt y Figs desarrollan este juego para dispositivos móviles en el que una pareja siria se separa para sobrevivir a la Guerra Civil que aterra al país. Nour huye a Europa en pos de encontrar refugio, mientras que Madj permanece en Siria para proteger a su madre y a su abuelo. El jugador encarna al segundo, el marido, cuyo único consuelo es mantener contacto con su mujer mediante una suerte de WhatsApp.

Crítica: Entiérrame, mi amor

Entiérrame, mi amor recurre a la interfaz del móvil para convertirse en un videojuego conversacional. Desde la distancia, Nour nos comenta su dura rutina y nuestro papel se limita a intentar ayudarla en lo posible y a sufrir por su bienestar. Aislados, no hay más remedio que esperar —el juego transcurre en tiempo real— y afrontar uno de los múltiples finales planteados por The Pixel Hunt y Figs.

Bury me, my Love —así se llama en inglés— es una lección de buen periodismo. No hay medio que haya conseguido que el mensaje de la guerra siria cale tanto en mí. Su primer acierto es no convertirnos en los protagonistas directos, pues tampoco lo somos en el conflicto bélico que trata. De este modo, los autores consiguen marcar una distancia similar a la que el público tiene cuando se informa sobre la lid en Siria. Poner nombres al relato también es una decisión óptima. Personalizar las historias es una regla básica para contar un hecho, algo que se inculca desde la facultad de Periodismo.

Su mayor virtud, sin embargo, es convertir el juego en una historia de amor. Siempre he dicho que me duele más lo que le ocurra a mi pareja que lo que me suceda a mí. Lo mismo aplico con mi madre, mi hermana o mis sobrinos. El amor es la forma de generar empatía y Entiérrame, mi amor consigue que nos preocupemos de verdad por el devenir de Nour.

Al enlazar todos estos elementos, Entiérrame, mi amor logra la inmersión absoluta, el objetivo último de todo relato periodístico. La conexión con el drama que nos cuenta es total. De fondo, los desarrolladores distancian al jugador para que su perspectiva sobre la guerra sea similar a la que cuando se informa acerca del conflicto.

Crítica: Entiérrame, mi amor

El usuario parte de ahí, tanto en el juego como en la vida real. Empero, al ser nuestra mujer la que pasa por las penurias del exilio, este indie consigue que establezcamos una conexión emocional de primer nivel. Eso, reforzado por el disimulo de su interfaz, tan veraz como una conversación con mi pareja real, nos sumerge de lleno en su historia. Así es como pasamos a experimentar la refriega en primer plano. Bury me, my Love aumenta nuestra implicación en la guerra siria con herramientas emocionales, las más útiles para que una historia cale de verdad.

Este indie cocina su drama a fuego lento, lo que hiperboliza la angustia. Al funcionar en tiempo real, pueden pasar horas entre respuestas. La desazón aumenta conforme pasa el tiempo porque ese es el único sentimiento lógico si uno de nuestros seres queridos pasara por lo mismo que Nour.

También aplaudo, como no puede ser de otro modo, la representación de los sirios en Entiérrame, mi amor. Las noticias tienden a tratarlos con lástima y a deshumanizarlos. no obstante, en el título de The Pixel Hunt y Figs son personas con un nivel de vida medio, seguramente como el tuyo o el mío, a los que acosa el horror de la guerra. Parece obvio, pero ese no es el tratamiento que predomina en los mass media.

Crítica: Entiérrame, mi amor

Bury me, my Love nos habla de personas —con mayúsculas—, tan humanas, complejas y frágiles como cualquiera de nosotros. Gracias a ese enfoque, los creadores consiguen concienciar sobre lo azaroso de la guerra. Hoy atormenta Siria, pero mañana puedes ser tú quien pida cobijo ante las crueles miradas de los demás. Tras la Guerra Civil española, ya hubo refugiados españoles. Pero la memoria, como el racismo, es selectiva. Entiérrame, mi amor nos enseña a no olvidar.

Solo he querido jugar a Entiérrame, mi amor una vez, tal es su capacidad de inmersión y el impacto emocional que me ha causado. No obtuve un final positivo y terminé realmente fastidiado. No obstante, The Pixel Hunt y Figs han creado varios finales, lo que sirve para recordar sutilmente dos cosas. Primero, que este es el relato de millones de personas a las que, por desgracia, no les aguarda un único y positivo final. Segundo, que todavía podemos cambiar la situación.

Entiérrame, mi amor es el mejor relato sobre la guerra en Siria que se ha creado en los últimos seis años. Un ejemplo brillante del potencial del videojuego para contar historias, calar en el jugador y combatir la infoxicación. También constituye el mejor newsgame hasta la fecha sin ni siquiera pretenderlo.

Si eres tan inmovilista como para decir que el arte interactivo "son solo juegos", vete. Adelante, desperdicia la oportunidad de contar hechos de formas con las que el periodismo tradicional solo puede soñar. Por el contrario, si de verdad amas al medio videolúdico y/o quieres entender el drama humano tras el conflicto sirio, quédate. Habla a Nour y dile algo bonito; todo irá bien. O no. Puede que muera y tu vida se vaya al traste. Es lo que ocurre en Siria desde hace seis años.

Jugado en: Android
Desarrollador: The Pixel Hunt y Figs
Nota: 10

10