Windows · Android · iOS · Nintendo Switch

Análisis: Gorogoa

- by

Seguro que habéis oído alguna vez el dicho ‘la vida es un puzle y las ilusiones son sus piezas’. Como todas las frases de transmisión popular, hay distintas variantes como ’la vida es un rompecabezas y cada pieza tiene una razón’ o ‘la vida es un puzle y tú pones las piezas’. Al final todas vienen a decir lo mismo: no sabemos qué vendrá después, pero no hay más remedio que descubrirlo.

Gorogoa es un puzle que nos cuenta una vida.

Esta vez es la de un niño persiguiendo un dragón, una bestia a modo de metáfora de la que es mejor no contar más de la cuenta. Como otras obras como Hohokum o Flower, nuestro protagonista se presta a la libre interpretación porque, al final, aquí lo importante es que te dejes llevar, que imagines. Para ello el tablero está dispuesto de distintos dibujos -todos hechos a mano- que van abriéndose ante ti, desvelando nuevas panorámicas que juegan con el tiempo, el espacio y la imaginación.

Análisis: Gorogoa

Al contrario de lo que pueda parecer, la obra de Buried Signal es bastante simple a nivel mecánico. Disponemos de un panel rectangular con cuatro ranuras en las que podemos ir moviendo, aquí y allá, todos los dibujos. A priori son inconexos, por ello nuestro objetivo es dar con aquellas partes que podrían relacionarse colocándolas en el lugar correcto. La gracia es que muchas tienen distintos planos de profundidad que nos dejan navegar por su espacio, haciendo zoom en más de una zona, por lo que las combinaciones se multiplican y en ocasiones arrastrarlas descubre un nuevo panel. Fácil de entender, difícil de resolver.

Jason Roberts, su autor, utiliza una mecánica simple que se va retorciendo poco a poco en las dos horas que dura esta historia. Es algo que ya hemos visto en otras propuestas del género como The Witness, con el que comparte algo más que un diseño inteligente. Este también es un videojuego indudablemente bonito. No niega su intención de resaltar lo artístico y lo consigue, ofreciendo una historia colorida, atractiva en el tema y acertada en lo sonoro.

Gorogoa es uno de aquellos ejemplos en los que lo experimental supone un acierto. Es un videojuego atípico, sin duda, pero convierte esa condición en una virtud consiguiendo que te preguntes por qué no existen más juegos así. Ese, quizás, es un puzle más complejo de resolver.

Jugado en: Nintendo Switch
Desarrollado por: Buried Signal
Nota: 8

8