Windows · Mac · Linux

Análisis: Hard West

- by

Algunos juegos se venden solo con una premisa. Y no sé para vosotros, pero para mí un juego de estrategia por turnos ambientado en el oeste con elecciones y rituales satánicos es una de las premisas más atractivas del mundo.

El problema de Hard West es que su premisa es mucho mejor que el juego final. Porque todo en el trabajo de CreativeForge Games da la impresión de estar hecho a toda prisa y con poco cariño, dando como resultado un juego monótono, con tiempos de carga excesivos y una inteligencia artificial de tendencias suicidas.

Y es una auténtica pena, porque detrás de los problemas se intuye un gran juego, con un diseño cuidado y atractivo, una música con mucha personalidad y unos gráficos bastante resultones que apoyan muy bien su ambientación de Western.

Probablemente el aspecto más destacado de Hard West sea esa ambientación en un oeste ficcional crudo y tenebroso. Su narrativa utiliza los tópicos del Western y las elecciones del jugador para contarnos pequeñas secciones de la historia del juego. Cada una con gran variedad de tonos y ambientaciones, e incluso con mecánicas que van más allá del simple combate como la gestión de recursos, la investigación científica o la exploración.

Sin embargo, por muy bien que esté la historia o la ambientación, lo importante en un juego de estrategia táctica por turnos es el combate. Y ese es quizá el aspecto menos brillante del juego de CreativeForge. Porque en el combate de Hard West es donde se dejan ver más claramente sus influencias, y la sombra de XCOM, la mítica saga creada por Julian Gollop y reimaginada por Firaxis, es tan alargada que oscurece por completo a este pequeño Western.

La inteligencia artificial casi nunca utiliza las ventajas que le ofrece el entorno del juego y demasiadas veces los combates se convierten en un tiroteo desde coberturas hasta que los enemigos se cansan y deciden cargar a lo loco hacia ti. El sistema de cartas para mejorar las habilidades es divertido, pero también poco profundo y repetitivo a la larga. Y la dificultad es salvaje, especialmente para un juego con tantos bugs y con un sistema de guardado un tanto peculiar.

Todo esto hace que Hard West sea una oportunidad perdida de hacer algo mucho más interesante. Porque a pesar de sus problemas, el juego funciona sorprendentemente bien en algunos momentos y la segmentación por escenarios llena el juego de matices narrativos como el que nos pone en el papel de los villanos de otro de los capítulos y nos permite entenderlos mejor y conocer sus motivaciones.

A pesar de sus aciertos, que no son pocos, Hard West es un juego que difícilmente dejará a nadie contento, por ser demasiado poco profundo para los fans de la estrategia por turnos, demasiado difícil para los recién llegados al género y demasiado fantasioso para los fans de John Wayne.

Jugado en: PC Windows
También en: Mac OSx y Linux.
Desarrollado por: CreativeForge Games
Nota: 6

6