Windows

Vídeo análisis: The Guest

- by

Nos despertamos de madrugada. Estamos encerrados en la habitación de nuestro motel y no sabemos ni cómo ni porqué hemos acabado ahí. Nuestra única opción para escapar es resolver todos los puzles que se nos van a plantear en los escasos metros cuadrados en que se desarrolla el juego. Ni enemigos, ni fases ni armas de ningún tipo. Sólo una habitación de hotel muchos puzles y vuestro ingenio... ¿Os atrevéis?

Antes de nada debemos aclarar que The Guest no es un juego de terror. Se trata de una aventura gráfica como las de toda la vida, donde combinar objetos y resolver enigmas será la única manera de desvelar el misterio y saber la verdad de todo lo que rodea a su historia. Aunque seamos francos, la trama del juego no está muy inspirada y actúa más de excusa argumental que de auténtico hilo para desarrollar los hechos. Aquí lo que de verdad importa son los puzles y hay que reconocer que la mayoría de ellos están muy bien medidos, con una ajustada curva de dificultad y una notable dosis de ingenio. Otros son un pelín absurdos e incomprensibles, pero bueno, eso ya es algo inherente en el género.

Uno de los mayores aciertos de The Guest es saber condensar su acción en una habitación de hotel sin que por ello se resienta el ritmo del juego. Partimos de un dormitorio para poco a poco, ir ampliando, aunque no mucho, el número de habitaciones a las que tendremos acceso. Esta característica le da personalidad al juego y permite a sus desarrolladores optimizar al máximo el apartado artístico de sus escasos escenarios, el cual luce realmente bien, con una cuidada iluminación, a veces demasiado oscura hay que decir, y sólo alguna textura que desentona un pelín, pero que en conjunto resulta francamente notable.

Pero si el juego entra por los ojos, también hay que decir que sale por los oídos. Literalmente. De hecho en alguna ocasión tuvimos que mutear el audio porque intentar pensar con la melodía que se repite en bucle todo el rato es el mayor reto que nos plantea el juego. Si a eso le unimos que los efectos de sonido no están bien editados y en muchas ocasiones aparecen de repente, se oyen a la lejanía o demasiado fuerte, podemos afirmar que el apartado sonoro es de lejos el más descuidado de todo el juego.

El estudio madrileño Team Gotham ha creado un juego bien manufacturado y notable en la mayoría de sus apartados. Sí que se echa en falta una mayor ambición por llevar más allá las mecánicas de un género que se han limitado a respetar escrupulosamente. Es lo que todo buen aficionado a las aventuras gráficas puede desear, hecho con oficio y servido con estilo. Sin alardes pero sin tropiezos. Una experiencia de poco más de 4h que nos servirá para exprimir nuestras neuronas e hinchar nuestro ego a cada enigma resuelto, donde la deducción y la observación serán las bases fundamentales para resolver los enigmas. Así que poneos la gorra de pensar y que comience el juego.

Jugado en: PC Windows
Desarrollado por: Team Gotham
Nota: 7

7