Windows

Vídeo análisis: Through the Woods

- by

De todos los lugares inhóspitos, de todos los sitios capaces de hacernos extremecer, ninguno como un bosque de noche.

Es algo más que un simple cliché, es un símbolo, un elemento grabado a fuego en el inconsciente colectivo del ser humano. Tememos el bosque por puro instinto de superviviencia. Allí es donde acechan las bestias. Ahí es donde habitan las sombras.

Conscientes de esto, el estudio noruego Antagonist, han decidido situar su juego en un viaje a través del bosque. Un viaje en el que la protagonista deberá recuperar a su hijo. Se trata de una aventura de terror cuyas mecánicas son básicamente avanzar por el bosque y sortear a los escasos enemigos que nos encontraremos a lo largo del viaje. Y es que en Through the Woods no hay muchos monstruos. Ni muchos retos tampoco. Se trata de un viaje en el que la protagonista irá descubriendo poco a poco los motivos por los que han raptado a su hijo. Sin muchas sorpresas y sin muchos sustos. Una narración bastante plana y un gameplay poco inspirado que sólo en algunos momentos nos hará imaginar que quizás con más tiempo y recursos Through the Woods podría haber sido un buen juego.

Análisis: Through the Woods

Tiene algún momento interesante, es cierto, pero al final nos queda la sensación de estar ante un proyecto fallido. Un juego que peca de graves problemas de ritmo y gameplay, pero que además tiene un modelaje desastroso de sus personajes. Animaciones ortopédicas y un apartado artístico que en general no supera lo mediocre.

Lo peor es que a pesar de tener unos gráficos muy discretos, sufriremos tirones, incluso en equipos capaces de mover juegos muchísimo más potentes que este. Una optimización nula que en muchas ocasiones lleva al traste la experiencia de juego.

En general Through the Woods da la sensación que ha sido un proyecto demasiado grande y ambicioso para sus creadores. Parece que se hayan creado cortos en recursos y tiempo de desarrollo. La premisa, sin duda, era estimulante, pero los resultados no. Es un largo paseo por el bosque con una historia que sólo se pone interesante hacia el tramo final. Con unos enemigos que se pueden contar con los dedos de una mano y un diseño general de escenarios y gameplay regulero, siendo muy benévolos. En definitiva, lo que prometía ser una experiencia aterradora por las sombras de la noche, ha acabado resultando un picnic dominguero.

Jugado en: PC Windows
Desarrollado por: Antagonist
Nota: 5

5