Windows

Bladed Fury: mitología china a espadazos

- by

En los videojuegos, la mitología por excelencia es la japonesa. Hay obras niponas que se cimentan explícitamente sobre su folclore, como Ōkami y Muramasa Rebirth, mientras que otras lo hacen de forma más sutil y occidentalizada, como Pokémon y Yo-kai Watch. Todas ellas, eso sí, reivindican un mismo imaginario mitológico que durante años ha acaparado el medio videolúdico casi en exclusiva. En los últimos años, empero, el número de obras que reivindican otros folclores ha aumentado paulatinamente. Pienso en una mitología nórdica cada vez más relevante gracias a triples A como el último God of War e indies como Jotun. Por supuesto, también me viene a la mente la sempiterna colección de mitos griegos encabezada por el propio Kratos. Incluso hay margen para ensalzar el folclore español, como pretende hacer el inminente Blasphemous. Dentro de esa nueva y variada corriente destaca Bladed Fury, un indie dispuesto a popularizar la mitología china.

La obra de NEXT Studio nos pone en la piel de Ji, una princesa exiliada y acusada de un asesinato que nunca cometió. Para solventarlo todo y rescatar a su hermana, la joven monarca decide solventar sus problemas a golpe de espada. Bladed Fury apela al clásico e inagotable relato sobre venganza y honor que tan bien funciona en ficción y que desde luego es premisa más que suficiente para sumergirse en su propuesta jugable. Es precisamente ahí donde destaca este indie, pues combina plataformas y acción con muchísimo tino. Su combate es su punto fuerte, a medio camino entre el simpático Guacamelee! y los magníficos juegos de Vanillaware, combinando el filo de su espada con poderes increíbles. Una suma de géneros en la que NEXT Studio prioriza el hack and slash sobre el plataformeo, lo que resulta en un título de acción trepidante y harto atractivo gracias a un apartado audiovisual que desborda personalidad. No hay escenario o enemigo que no rezume un profundo amor y respeto por la mitología china.

En lo mecánico, Bladed Fury se nutre de plataformas de acción ya conocidos. Una base, la jugable, que decora con una estética única y que supone la guinda a una obra compacta y digna de atención. Si buscas un poco de acción rápida y retante, este indie está disponible en Steam a un precio de 8,19 euros. Solo por las peleas de siluetas tras los tradicionales biombos asiáticos, Bladed Fury vale eso y mucho más.