Windows

Lore Finder, el metroidvania queer

- by

Lore Finder reinterpreta el metroidvania y el imaginario lovecraftiano desde la perspectiva queer. En la piel de la detective paranormal K.C. Morgan, debemos investigar la desaparición de nuestro padre en una misteriosa mansión plagada de horrores.

No son pocas las historias que versan sobre excelentes profesionales, sea cual sea su empleo, que parecen imbatibles en su tarea. Inteligentes, hábiles e intrépidos, no hay obstáculo capaz de interponerse en su camino. Son figuras a admirar, aparentemente sin ningún punto débil, ni un solo defecto que recriminarles en la ejecución de su labor.

Cuando un relato ficcional presenta a uno de estos personajes, el resto del argumento suele virar en un par de direcciones. Bien se ahonda en su relación con el trabajo para mostrar las implicaciones que ello tiene en su vida personal (abandono del entorno familiar, por ejemplo), bien se le plantea un caso harto complejo y que además le involucra de un modo u otro. Así es como las historias sobre profesionales intachables, con Sherlock Holmes como paradigma, convierten a estos personajes en seres profundos y multidimensionales. Ya no son ídolos inmunes a todo, sino personas frágiles y complejas. Esa es la lógica que sigue Lore Finder, un metroidvania de misterio en el que la infalible investigadora paranormal K.C. Morgan debe investigar la desaparición de su padre.


Mediante dicha premisa, Kitsune Games, el estudio LGTB-friendly responsable del juego, nos conduce hasta una tétrica mansión ubicada en Nueva Inglaterra. Quizá allí haya alguna pista sobre el paradero del progenitor de Morgan. O en eso confía la detective, angustiada por hallar a su padre. Lo único cierto es que algo extraño sucede entre esas cuatro paredes, repletas de restos humanos, monstruos contra los que las balas apenas sirven y unos pergaminos con los que trazar paulatinamente el mapa del edificio. Y puede que algo más. Al encontrar dichos papeles, Morgan obtiene poderes temibles, como lanzar una suerte de parásitos o adherirse a las paredes convirtiendo su brazo en un tentáculo que no tiene nada que envidiar a los del mismísimo Cthulhu.

La deidad primigenia de H.P. Lovecraft es tan solo una de las referencias lovecraftianas en Lore Finder. Su propia autora lo define como un metroidvania en dos dimensiones que reimagina el género y el horror cósmico desde la perspectiva queer. En tanto que la única forma de progresar es obtener esos pergaminos y poderes monstruosos, para Morgan es cada vez más difícil saber quién es realmente. Cuanto más conoce, peor se pone su investigación. Aparecen cultistas adoradores de la oscuridad y más infraseres. Y la única forma de sobrevivir que tiene Morgan ante lo limitado del revólver es convertirse en uno de esos monstruos. Cuanto más avanza la trama, cuanto más profundiza Morgan en la mansión y descubre a otros personajes misteriosos, menos se conoce a ella misma. No es difícil entrever cómo se relaciona todo ello con el enfoque queer y la relación entre la búsqueda de una identidad y nuestro cuerpo.

Heredero de Metroid y Mega-Man X en palabras del periodista Dominic Tarason, Lore Finder combina las enseñanzas de los grandes metroidvania con otros deudores de lo lovecraftiano como Bloodborne. Y, por lo visto en su demo, consigue entremezclar todas esas referencias con un acierto digno de elogio. Es un metroidvania más que competente, repleto de acción y exploración en un entorno intrincado e inquietante. Pese a que todavía está en desarrollo, su propuesta inicial ya ha atraído la atención de casi 400 mecenas en Kickstarter, lo que ha servido para que el proyecto esté casi financiado cuando aún quedan 25 días de campaña. En el momento de escribir este texto, Lore Finder ha recaudado 7.018 euros de los 8.736 que necesita. ¿Te interesa? Puedes probar su demo en tu navegador ya mismo. Con tu apoyo, si todo sigue así, Lore Finder llegará a PC en 2019.