Windows

N1RV Ann-A: cócteles cyberpunk en la secuela de VA11 Hall-A

- by

Siempre cojo cierto cariño a aquellas personas a las que entrevisto en profundidad. En especial cuando el texto al que sirven esas conversaciones es de temática social. Cuando el relato es humano y el entrevistado deposita su confianza en mí para abrirse y que dé voz a sus experiencias, me es imposible no enternecerme. Evito que influya en mis textos en la medida de lo posible, pero disfruto mucho de ese lado tan personal y cercano del periodismo. Me gusta escuchar, conocer historias y tener el honor (y la responsabilidad) de transmitirlas. Imagino que por eso me cautivan los videojuegos como VA11 Hall-A, un indie en el que atender a los clientes de un bar ciberpunk y dejar que compartan sus preocupaciones con nosotros mientras le servimos una copa. A veces es para celebrar sus éxitos y conocer sus triunfos, otras para paliar sus derrotas y descubrir sus heridas. VA11 Hall-A es un título muy humano, social y crítico. De los que son valientes, se mojan y hacen tanta falta en tiempos como los que corren. Por todo eso, no puedo sino celebrar con un copazo que Sukeban Games esté trabajando en su secuela.

N1RV Ann-A coincide con su predecesor en tanto que nos pone en la piel de un camarero atento y servil, de los que saben escuchar y guardan todo tipo de secretos y anécdotas. Regresamos a una distopía ciberpunk y pixelada en la que, al menos por lo visto en la demo de Pax East, hay pocos cambios respecto a VA11 Hall-A. Dicha demo nos encarga preparar cócteles para Parka, una joven escritora que tarda poco en confesarnos sus dificultades para escribir y dar vida a personajes convincentes. Le bastaría con echar una partida a este indie para inspirarse, porque N1RV Ann-A es una colección de microrrelatos llanos que, como las piezas de un puzle, dan forma a una historia mayor. Si VA11 Hall-A era una obra experta en hacernos empatizar con conversaciones de a pie, todo apunta a que Sukeban se ha superado con su continuación.

Hay algo íntimo y muy natural en la forma en la que fluyen las conversaciones mientras superamos el minijuego de mezclar cócteles. Atender a los ingredientes y gustos personales de cada cliente acaba por crear un lazo único entre camarero y consumidor. Las bebidas son a veces excusas geniales para arrancar conversaciones y lanzar temas que preocupan a quienes empinan el codo tras la barra. En el fondo, más allá de obtener rédito económico de sus penas, quieres ayudarlos. Una vez interiorizadas y automatizadas sus sencillas mecánicas, siempre he considerado que VA11 Hall-A es un juego idóneo para relajarse. Y N1RV Ann-A promete dar continuidad a esa forma de entender el videojuego conversacional como algo más que una sucesión de clics insípidos, como una manera de ensayar nuestras habilidades sociales aprendiendo a empatizar y a saber qué decir en cada momento. Por experiencia, hay veces en las que eso es tan complicado en la vida real como el enemigo más difícil de cualquier SoulsBorne.

N1RV Ann-A todavía está en desarrollo y no hay fecha prevista para su lanzamiento, pero puedes seguir sus novedades a través de las redes sociales de Sukeban. También añadirlo a tu lista de deseos en Steam. Y, en fin, todos sabemos que acabará llegando a Nintendo Switch antes o después. ¿Qué tal si te preparo un cóctel y me cuentas algo para amenizar la espera? ¿Sin hielo y agitado? Perfecto.