Windows

Nowhere Patrol: infierno de balas, plataformas y jefes finales

- by

Los jefes finales son la culminación de un videojuego. No solo en un sentido literal, pues suelen cerrar una fase o incluso el propio título, sino también como aprendizaje. Dichos contrincantes ponen a prueba todo el conocimiento adquirido durante los niveles precedentes. Su función en el grueso de obras es clara; constituyen una suerte de examen. Sin embargo, hay juegos en los que aprendizaje y test confluyen en una única figura, títulos en los que solo hay un compendio de jefes finales. Furi o Cuphead (concebido inicialmente sin esas fases intermedias de run 'n gun) son dos ejemplos indie bastante contundentes. Eso exige que los enemigos finales tengan patrones claros, que den margen para que el usuario se habitúe, pero con las suficientes fases o sorpresas distintas para que de verdad supongan un desafío. Bien planteado, el género del boss rush es un reto para diseñador y jugador tanto como una prueba del potencial del videojuego para enseñar de forma interactiva. Y pocas obras de esta índole hay mejor planteadas que Nowhere Patrol.

La obra de Slugsoft basa su desafío únicamente en jefes finales. Para ello, este indie combina mecánicas de los plataformas y de los bullet hell, esos videojuegos en los que los proyectiles invaden la pantalla y apenas dejan un píxel de espacio para que nuestro avatar se resguarde. Es decir, Nowhere Patrol bebe de dos de los géneros más exigentes en lo que a reflejos respecta; me compadezco de tus pulgares. Este título cuenta con 10 jefes finales de diseño único, divertido y creativo a los que derrotar consecutivamente con una amplia gama de armas.

En la piel de la Nowhere Patrol, una patrulla antimonstruos similar a los Cazafantasmas, nuestro objetivo es acabar con los engendros que han invadido un castillo. No sabemos qué ha motivado su aparición, pues solo se nos indica que "algo extraño" los ha despertado. Con un estilo audiovisual simpático y desenfadado, amén de una banda sonora frenética, el trabajo de Slugsoft constituye un reto ágil y exigente, carne de que cualquier periodista de videojuegos que se precie lo compare con Dark Souls. Nowhere Patrol se estrenó el 5 de noviembre y está disponible por 3,99 euros en Steam y en itch.io desde 4,99 dólares.