Windows · Android · iOS

Spitkiss: morreo plataformero

- by

Te quiero tanto que te escupo. Esa es la lógica de Spitkiss, un plataformas en el que nuestro objetivo es conectar una bola de saliva entre dos enamorados. Con más de 80 niveles, Spitkiss es un indie directo y sencillo.

Spitkiss tiene una premisa maravillosamente simple. Eres un simpático ser que demuestra su amor por otros de su especie lanzando su flema; así es como besan los protagonistas de este indie. Pero el reto que propone, como el amor, no es tan sencillo como disparar saliva. En realidad, el personaje principal, el avatar al que controlamos, es el cúmulo de baba que emana de los labios de uno de los enamorados hasta que salpica al otro, que aguarda en otro punto del escenario. Unos niveles, por cierto, ambientados en el interior del cuerpo de Ymer, la auténtica protagonista.

Nuestra misión es garantizar que el escupitajo llegue intacto al amado, para lo que hay que apuntar bien y rebotar entre las paredes para esquivar los pinchos y enemigos que pueblan la pantalla. Esa fórmula se complementa con habilidades como un tiempo bala muy útil en las fases más exigentes. Que no os engañe su aspecto; Spitkiss es un desafío plataformero más que competente.

El control es simple a más no poder. Principalmente concebido para jugarse en móviles, los más de 80 niveles que componen Spitkiss pueden completarse dando toques en la pantalla y atendiendo a la trayectoria del fluido, que aparece en pantalla. Como premio por terminar las fases, el estudio Triple Topping nos premia con una serie de tiras de cómic que relatan esta historia de amor. Los gráficos de cada nivel son modestos, con un toque cartoon y sombras que se superponen sobre un fondo colorido, mas los cómics con los que se cuenta la relación entre los protagonistas brillan gracias a un estilo reminiscente de Hora de Aventuras. No es casual que el lema de Triple Topping sea "we make cute games for your smartphone".

Spitkiss no solo es tolerante en lo lúdico, con una jugabilidad directa y accesible, sino también en su tratamiento de temas como el poliamor o las identidades no binarias. Todo ello se traslada al jugador mediante dos narraciones distintas: lo que ocurre con los spitkissadores que habitan el cuerpo de Ymer y lo que le sucede a la protagonista. El trabajo de Triple Topping es modesto y sencillo, pero también el resultado de un desarrollo cuidado y prolijo.

Por lo jugable y por los temas que plantea, Spitkiss merece vuestra atención. Y estáis de suerte, puesto que prestársela no exige vaciar la cartera. Spitkiss está disponible para Windows y móviles en Steam, Google Play y la App Store por tan solo 2,99 euros. Dadle una oportunidad. O, por qué no, un cariñoso escupitajo.