Windows · Mac

1979 Revolution, un juego sobre el levantamiento popular iraní

- by

En el videojuego, en cuanto a contexto se refiere, la batalla entre realidad y ficción suele ganarla lo imaginario. Los motivos son muchos; es más fácil crear sin atender a bases históricas, se puede ser más creativo, se evitan errores de contexto y, además, la propia naturaleza del videojuego insta a ofrecer mundos desconocidos. Por eso, aquellos que se atreven a echar la vista atrás para recrear algún período histórico son mirados con lupa. Destacan sobre el resto. El caso de Rockstar Games, poniendo el sello en producciones como L.A. Noire, es un ejemplo. 1979 Revolution, de salir bien, sería otro a los que atender.

Hablamos de la ópera prima iNK Stories, un estudio afincado en Nueva York. Cuenta la historia de un fotoperiodista llamado Reza envuelto en mitad de la revolución islámica iraní. A grandes rasgos, es el conflicto que tuvo lugar en Teherán entre 1978 y 1979 en el cual, tras miles de muertos en la capital, la monarquía dejó paso -por decirlo suavemente- a la proclamación de la República Islámica que hoy conocemos. Es un tema espinoso, especialmente atendiendo a las tensiones de hoy en día entre Occidente y Oriente Medio.

Pero hay motivos para confiar en iNK Stories. La cabeza pensante al timón es Navid Khonsari, veterano escritor iraní sobre el que pesan proyectos tan importantes como la dirección de Max Payne y Grand Theft Auto: San Andreas. Navid estuvo 6 años en Rockstar y, tras llevar a buen rumbo GTA III, Vice City y el mencionado título protagonizado por CJ, abandonó la compañía para dar a luz al pequeño estudio que firma este juego. Lleva 3 años en desarrollo y ha tardado apenas 4 días en ser aprobado en Steam Greenlight.

Esta posible joya en bruto verá la luz antes de 2016 en formato episódico, bebiendo de la fórmula de Telltale Games y asemejándose bastante también en las formas. Se basará en la toma de decisiones ‘in extremis’ de un personaje blanco al que el jugador irá dando color. Reza parte sin creencias ni motivaciones políticas. El primer capítulo llega bajo el nombre de “Black Friday” (Viernes negro) y no, no fue un día de rebajas en Teherán. Ese día, 8 de septiembre del 78, fue el viernes en el que la población iraní hizo caso omiso al toque de queda de un gobierno opresor que dio lugar una jornada sangrienta. Fue el preludio de todo lo que vendría después. Parece que en iNK no se van con tonterías y van directamente al conflicto. Ahora solo falta saber si han hecho un videojuego o una novela interactiva. Aquí ya hay uno que lo espera con ganas.