Windows

Avance: Woolfe - The Red Hood Diaries

- by

Hace pocos años, obligado por el factor de la paternidad, volví a recuperar el cuento de la Caperucita -el clásico de Charles Perrault tiene ya casi 320 años- para constatar algo de lo que nunca me había dado cuenta antes: el cuento de la Caperucita es un cuento con un suave contenido GORE.

Poco me hacía sospechar que en un cuento para niños, leído a mis casi 40 años encontraría elementos de censura de los que no me di cuenta cuando lo leí de niño: personas comidas por animales enteras y sin masticar y animales abiertos en canal. ¡Y por entonces nadie se escandalizaba de nada!

Por eso ver a la Caperucita de Woolfe – The Red Hood Diaries coger un hacha al poco de comenzar este cuento ya no extrañará a nadie, aunque la de los libros saliera de casa para llevar pastelitos a su abuelita y la del videojuego salga en busca de venganza.

Cuenta la historia que el padre de Caperucita, ingeniero jefe de industrias Woolfe, murió bajo extrañas circunstancias en accidente laboral hace unos cuatro años. O por lo menos esa es la versión oficial. Con el paso de los años, Caperucita no cree en que lo oficial sea la verdad y decide investigar, por lo que se embarca en la historia que nos toca jugar.

Decorados muy bien detallados con estética steam punk, enemigos de juguete, referencias a los cuentos por doquier y la parte de plataformas, que aunque sin aportar ninguna novedad al género -todo el rato te da la impresión de que ya las has jugado antes-, están perfectamente implementadas.

Pero donde cojea Woolfe es en el combate. Las partes de hack’n slash no están bien acabadas y tienes todo el rato la sensación de golpear al aire y de no entender el comportamiento de los enemigos.

El juego está actualmente en early access en Steam y saldrá el 17 de Marzo, así que esperamos que acaben de pulir la parte del combate, que es la que está a bastante menos nivel que todo el resto.