Bonuns track Gamescom 2016 - Cerramos con demonios y disparos

- by

Ponemos el broche a nuestra primera visita a tierras alemanas con tres producciones que, creemos, merecen su pequeña mención de honor. La Gamescom es un acontecimiento tremendo del que sabemos que nos vamos con mucho sin probar, con indies de los que nos hubiese gustado hablar y con alguna sorpresa de la que -todavía- no os podemos contar nada.

Sí que os podemos dar cuatro pinceladas más de Agony, ese juego del que os hablamos salido de las manos de gente que ha estado tras monstruos como The Witcher 3 o The Division. Esta visita turística por el infierno pinta cada vez mejor. Parecen soltarte en mitad de las mismas tripas del infierno, unas bastante creíbles mediante un despliegue visual casi fotorrealista. ¿Survival horror de acción o de sigilo? Todavía no queda claro, pero con lo visto dan ganas de saber más.

Los otros dos destacados vienen de la mano de Raw Fury Games. El primero de ellos es GoNNER. Estamos ante un plataformas 2D procedimental creado por Ditto, uno de los desarrolladores freeware más conocidos en Itch.io. Se han llegado a decir cosas tan buenas de este título como que es la mezcla perfecta entre Spelunky y Nuclear Throne. Artísticamente es llamativo y emplea el color de manera inteligente, utilizando opuestos en la escala cromática, algo que en un juego tan frenético funciona realmente bien.

El último, y no por ello menos importante, es Tormentor X Punisher. Es el primer proyecto en solitario de Joonas Turner, compositor, diseñador e incluso doblador en Nuclear Throne. Es el juego más directo que hemos probado en toda la feria. De los títulos de crédito saltas, sin menú ni diálogos, a plena partida. Las lluvias de balas desde una perspectiva isométrica vuelan hasta que dices adiós. Cabe decir que Turner ha recibido ayuda en la programación de Beau Blyth (Hyper Light Drifter) y de Tuuka Stefanson (Eternal Night) en el arte.

Esta especie de Hotline Miami en modo arena de supervivencia nos sorprendió por prometernos -y, de hecho, pudimos confirmarlo de primera mano- una dificultad adaptativa a tu estilo de combate. Si eres un jugador más conservador que aprovecha las esquinas, Tormentor X Punisher te soltará a los enemigos desde los márgenes del escenario, por ejemplo. No podemos hablar mucho de él, pero ha sido lo más honestamente arcade que hemos visto este año. El siguiente habrá más y, con suerte, mejor.