Windows · Mac · Linux

Clustertruck, diversión sin pudores

- by

Hace varios años que se dice que el videojuego está viviendo su fase de maduración, por eso de que la seriedad y los "temas adultos" copan cada vez más titulares. Es cierto. Se ha comentado que este 2016 ha abierto la puerta al paternalismo como tema, y que el nuevo God of War ha marcado el pistoletazo de salida simbólico a una nueva tendencia. Me parece bien, siempre y cuando no nos olvidemos de propuestas como Clustertruck.

Porque la vertiente absurda, boba y deliberadamente surrealista que nos han dado juegos como Octodad, Rhythm Paradise o Goat Simulator son tan legítimas como el título más lacrimógeno del año. Siempre viene bien una parada en el camino entre tanto trascendentalismo, aunque en este caso la pausa consista en ir saltando entre camiones que se precipitan al vacío.

Y de eso va Clustertruck, llanamente. Es como si nos encontráramos en una pista de Hot Wheels ideada por el cabroncete más retorcido, en un trazado en donde la carretera se acaba, la circulación se cruza generando accidentes en masa y, por si fuera poco, caen martillos que despachan a varios vehículos de un plumazo. Bendita locura.

El juego cuenta con un modo campaña, que se va complicando en cada nueva sección, y un editor de niveles. Además, es compatible con la Workshop de Steam donde seguramente la comunidad hará de las suyas y Clustertruck ampliará su vida útil exponencialmente. La obra de Landfall Games acaba de salir para Windows, Mac y Linux por 14,99€.

Puedes saber más sobre el juego accediendo a su página oficial o consultando en Steam.