Windows

De mochileo con Death road to Canada

- by

Ironías del destino, Death Road to Canada acaba de estrenarse en mitad del jaleo que viven los estadounidenses. En el juego de Rocketcat Games también hay gente con la intención de abandonar el país, porque parece que a algunos se les ha ido la cabeza. Pero bueno, después de este festival del humor, hablemos seriamente de matar zombis.

En este éxodo hacia las tierras de la policía montada puedes enseñar a tu perro a conducir, así que ya imagináis el tono comedido y formal de la obra. Todo bien. ¿Quieres montarte en el camión de los perritos calientes y asaltar el siguiente restaurante a golpe de sofá? No hay problema. Aquí hemos venido a jugar y a apretar el gatillo muchas, muchas veces.

Death Road to Canada se sube a las modas de la generación aleatoria de escenarios y no es algo que le siente mal. Quiere que te montes tu historia. Desde el creador de personajes puedes dar rienda suelta a tu imaginación y meteros a ti y a tus conocidos dentro de este festival de carne voladora. Y que rueden cabezas, a ver quién queda al final.

Lo bueno del juego es que parece sostenerse bajo unas mecánicas bastante sólidas y un pixel art trabajado. Además, lejos del humor, la gestión del grupo y el sistema de elecciones prometen dar pie a experiencias bastante únicas. Es como un State of Decay en 2D que se ha ido de fiesta; solo quiere divertirse. Como tú y como yo en pleno verano.

Puedes obtener más información sobre Death Road to Canada accediendo a su página en Steam.