Windows

No Truce With the Furies es muy raro

- by

Los juegos de detectives suelen contar con una historia encaminada, una línea con muy pocas bifurcaciones que habitualmente terminan convergiendo al final del camino. No son propensos a la libertad. Sin embargo en ZA/UM (hasta el nombre del estudio tiene miga) han querido exprimirse la cabeza y traernos No Truce With The Furies, la historia de un detective fracasado que se enfrenta a un último caso en una aventura -agárrense- procedural.

La idea es disponer de 24 habilidades distintas que definen nuestra personalidad y modifican la historia, hasta el punto que si elegimos disponer de una mayor inteligencia seremos más extrovertidos pero también vulnerables a las alabanzas, mientras que si queremos tener un zapato como cerebro seremos más superficiales, tendremos tendencia a la superstición y el juego terminará antes. El objetivo, más que resolver nuestro último caso, es ver qué tipo de experiencia emerge dependiendo de la persona que queramos ser y de nuestro diálogo interno.

En la descripción de las distintas habilidades, la inteligencia está comprendida por: lógica, retórica, drama, enciclopedia, conceptualización y cálculo visual. Cada una de ellas modifica la aventura radicalmente al cambiar nuestra percepción. Sin duda, es un acercamiento interesante que desde el estudio afincado en Estonia aseguran que nos permitirá tratar temas tan serios como el racismo o la corriente feminista. El juego se inspira en Planetscape: Torments y Kentucky Route Zero y estará a la venta este mismo año.

Puedes leer más sobre el juego accediendo a su página oficial.