Windows

One Night Stand, resacas sin dolor de cabeza

- by

Algo que siempre me ha chocado jugando a cualquier Sims es cómo normaliza cada situación, por pintoresca que parezca. Es parte de su gracia y en Maxis lo saben; sus protagonistas con monigotes que llevas de aquí a allá. Imaginas qué les pasa por la cabeza, cómo se sienten y, en algunas situaciones, si se preguntan qué diablos hacen ahí. El juego de Lucy Blundell es lo opuesto a algo así.

One Night Stand te cuenta la historia de alguien que tras tomarse unas copas de más se despierta en un lugar que no es su casa, en la habitación de una desconocida. Todo preguntas sin respuesta. Esta propuesta estructurada bajo un fuerte componente novelístico nos cuenta una mañana con más de diez finales, todos empiezan contigo sin pantalones y abriendo los ojos, todos terminan en una sesión de juego.

Visualmente es una producción llamativa. Su paleta de colores otoñal y sus dibujos con trazos dinámicos -que recuerdan a los de Hotel Dusk- le dan personalidad. Ya está disponible en Steam por un precio de sobras asequible y es obra de una única persona. Así que dadle amor, o odio, o lo que queráis que acabe siendo esta pequeña historia.


Puedes saber más sobre One Night Stand accediendo a su página en la tienda de Steam.