Windows · Mac

Romero y Carmack presentan Blackroom en Kickstarter

- by

Dos de los miembros responsables del nacimiento de la mítica id Software parece que tienen algo que contarnos. John Romero y Adrian Carmack -que no John, el también cofundador de la compañía que se ha ido a liderar un proyecto sobre algo llamado Oculus Rift- nos presentan BLACKROOM, un FPS visceral que pretende rescatar la esencia desenfrenada y vertical del género.

La propuesta se presentó ayer por streaming desde el canal de Romero y, en menos de una hora, ya contaba con casi 20.000 dólares recaudados. Un día después de su anuncio se acerca a los cien mil. Aunque son cifras muy positivas, BLACKROOM sigue lejos de los 700.000 $ necesarios para que el proyecto se materialice y, aunque le quedan 31 días por delante, todos sabemos la importancia de un buen inicio. Es difícil saber si este despegue habrá sido suficiente.

Es de recibo mencionar que a nuestro querido melenas y a su compañero de arte no les ha faltado cobertura mediática (The Escapist, Destructoid, Polygon, Rock Paper Shotgun y sigue), y es que la factura de ser los responsables de DOOM y Wolfenstein 3D les garantiza cierta notoriedad. De otro modo sería inconcebible que un proyecto del que conocemos muy poco llegase a recaudar tanto en apenas 24 horas. Hoy por hoy, todo lo presentado es arte conceptual, clips en imagen real y Romero hablando de lo mucho que nos gustará el juego. Promesas.

Soy de los que piensa que un creador debería ofrecer algo más que su nombre y sus ideas cuando trata de financiar un proyecto que se acerca al millón de dólares; aunque a Tim Schafer y Psychonauts 2 no les haya afectado, existen casos como el de Red Ash de Keiji Inafune, el padre de Mega Man. La gente quiere un pequeño gameplay. Tal vez el nuevo estudio de Romero, Loot Drop, encarado más a las experiencias sociales y al mercado móvil, no esté ofreciendo los resultados esperados al estadounidense.

Sea como fuere, BLACKROOM promete lanzarse en invierno de 2018 de salir adelante, trayendo consigo una experiencia para uno y más jugadores donde se impongan la habilidad, los reflejos y la velocidad. A mi parecer recuerda demasiado a DOOM, le falta esa vuelta de tuerca que lo haga atractivo. Pero detrás de este juego está el hombre encumbrado como el creador del modo deathmatch, así que hay ganas de ver qué saldría de todo esto. Ojalá tuviésemos más material y menos palabras.

Puedes consultar más información del juego en su página de Kickstarter.