Windows · Mac

Análisis: The Banner Saga 2

- by

Pocas veces me ha impresionado tanto el final de un juego como el del primer The Banner Saga.

Los finales de los videojuegos suelen tener más que ver con los momentos épicos, los grandes tiroteos y las conversaciones interminables que con la sencilla tristeza y la melancolía que transmitía el final del primer juego de Stoic Studio. Un final lógico e inevitable para cualquiera que conozca el dramatismo de las historias de las sagas islandesas del siglo XIII en las que se basaba The Banner Saga.

En esta segunda parte, el pequeño estudio de Austin formado por veteranos de Bioware, se enfrenta al reto de continuar la historia donde la dejaron y desentrañar los típicos problemas narrativos que suelen tener las partes centrales de una historia más larga.

The Banner Saga 2 empieza con la historia a medio camino y termina justo cuando la narración empieza a tomar forma, dando como resultado un juego con momentos emocionantes y decisiones desgarradoras, pero en el que al final acabas con la sensación de que no ha pasado nada y solo has vivido una transición entre el principio y el final de una historia. Y es una pena, porque en todo lo demás el nuevo juego de Stoic es prácticamente idéntico a su anterior entrega.

Como su predecesor, The Banner Saga 2 es un juego de estrategia narrativo por turnos que te introduce en mundo en decadencia y te invita a hacer todo lo que puedas para mantener con vida a tu grupo a lo largo de un viaje lleno de aventuras, peligros y sorpresas generalmente desagradables.

Y casi como si quisieran compensar los sinsabores de la historia y el tono dramático de los acontecimientos, los chicos de Stoic visten al juego con un maravilloso estilo visual inspirado en el dibujo de las películas clásicas de Disney y lo acompañan de una conmovedora y original banda sonora de Austin Wintory.

A nivel de mecánicas el juego sigue basándose en combates por turnos similares a los de Final Fantasy Tactics o Fire Emblem, gestión de recursos y pequeñas tomas de decisiones muy difíciles que siempre te obligan a vivir con sus consecuencias.

Los cambios son sutiles y consisten más en añadir decisiones tácticas dentro de los combates e incluir opciones de personalización que en mejorar aspectos poco pulidos de la primera parte -como la aleatoriedad de algunas decisiones, la escasa diversidad de clases y habilidades o la casi total ausencia de voces en nuestros personajes. Por suerte, en The Banner Saga 2 encontraremos una mayor variedad de enemigos y alguna que otra sorpresa en los combates, algo que se echaba mucho de menos en la primera parte, que por momentos podía hacerse algo repetitiva a pesar de su escasa duración.

El nuevo juego de Stoic transmite todo lo que hizo que su primera parte fuera tan especial, e incluso añade algunos cambios bienvenidos a la gestión y a los combates. Sin embargo, pierde por el camino el ritmo de la historia y el carisma de algunos de los personajes secundarios. Pero, a pesar de ello, cuando se acaba te deja con ganas de más. Y eso es casi lo mejor que se puede sentir al terminar el capítulo central de una historia. Misión cumplida.

Jugado en: PC Windows
Desarrollado por: Stoic Studio
Nota: 7

7