WiMi5, el motor de creación de juegos para HTML5

- by

Si hablamos de motores de creación de videojuegos podemos hablar de Unity -el primer democratizador del mundillo-, del Unreal Engine, Cry Engine, Source, etc.. Todos son aplicaciones de escritorio que permiten el desarrollo de videojuegos simples y complejos y aunque son más fáciles de crear que con los métodos clásicos, aún son una puerta de entrada complicada para usuarios no experimentados en programación.

Con el auge de las plataformas móviles y el aumento de soporte de HTML5 de sus navegadores, es posible crear un juego siguiendo los estándards marcados por la especificación de la quinta versión de HTML, que permite el uso de objetos Canvas, imprescindibles para la creación de piezas más complejas. Esta versión está implementada en la mayoría (¿todos?) los navegadores modernos, tanto de escritorio como de móviles y tabletas, lo que permite que un juego desarrollado una vez pueda ser portado sin casi coste a todas las plataformas que lo soporten.

WiMi5 es una aplicación en la nube, como el cliente de correo Gmail. Vas a la web y el “programa” se abre en tu navegador, con tus proyectos y todas las herramientas necesarias para su desarrollo en la misma ventana. Pero es que además, no es imprescindible saber programar para crear un juego. Mediante cajitas semánticas relacionables entre sí, se puede crear toda la lógica del comportamiento de los objetos en pantalla, gestionar las capas, las animaciones, los sprites y las escenas.

wimi5

Además de la facilidad de programación, la plataforma también permite la publicación del juego en un click. Hasta el momento lo hace así en las tiendas del WiMi5 Game Arena (tienda propia), en la Chrome Web Store y en el Firefox Marketplace. WiMi5 también tiene integrado un sistema de monetización (compras) dentro de los juegos (de momento sólo -¿quién no lo usa aún?- vía Paypal).

Siguiendo las últimas tendencias de todos los motores de juegos, WiMi5 también es de uso gratuito y su modelo de negocio se basa en gestionar los micropagos realizados dentro del juego -cuando éstos tienen-, quedándose el 30% y entregando el 70% restante a su creador.

Si queréis ver la información completa y varios ejemplos de juegos que se pueden hacer, podéis visitar su web.